983 ­544 ­604 - 675­ 961 ­088
983 ­544 ­604 - 675­ 961 ­088
¿Lo tienes todo, pero aún así no eres feliz…?

Diariamente, me encuentro con personas en Consulta Sergio Saiz que, aun nadando en la abundancia y/o gozando de gran prestigio social, me reconocen en privado que sienten en su interior un vacío que les imposibilita vivir con plenitud.

¿Quieres saber por qué?

La respuesta a esta pregunta es compleja, porque es la suma de distintos motivos.

Sin embargo, hasta las cuestiones más espinosas se pueden tratar de una forma sencilla y amena a través del cine.

Por esta razón, me gustaría invitarte a ver EL GUERRERO PACÍFICO, una película basada en hechos reales que recoge a la perfección algunos de los motivos más frecuentes que nos impiden ser felices.

De este modo, podrás empatizar con la situación de Dan, su protagonista. Para que, a través de sus vicisitudes, reflexiones acerca de tu propias circunstancias.

Dan, como nos ocurre a muchos de nosotros, parece tenerlo todo. No carece de nada, disfruta de éxito en el amor, así como entre sus amistades. En la facultad acostumbra a obtener muy buenas calificaciones. Además de ser atractivo, tiene un cuerpazo porque entrena muy duro, ya que su verdadero sueño es competir en los juegos olímpicos.

Su vida parece perfecta, pero no es feliz

Algo falla en su interior. No sabe lo que es. Pero lo sabrá… Como nos suele pasar a muchos, Dan también necesita que la vida le muestre el revés de la moneda para comprender el aforismo de Tolstoi con el que hemos abierto el artículo de hoy.

De modo que ocurre lo que tenía que ocurrir: un mal día Dan sufre un accidente de moto y, desde ese momento, tendrá que esforzarse diez veces más para conseguir lo que antes le venía de serie. La frustración de su orgullo herido y desesperanza harán presa de Dan.

Pero, con la ayuda de Sócrates –un filósofo que está llamado a convertirse su mentor y su coach de vida- nuestro joven protagonista no sólo aprenderá a superarse y a crecer como persona. También hará un hueco en su vida a la espiritualidad, al darse cuenta del enorme poder que tiene la mente cuando de superar un contratiempo se trata.

Es el viaje el que aporta la felicidad

Sólo sobreponiéndose a la adversidad aprenderá Dan lo que significa vivir de verdad. Él que antes lo tenía todo pero no lo apreciaba… Incapaz como era de disfrutar de las pequeñas cosas, tras el accidente, sabrá lo que es saborear cada momento.

A lo largo del film, nuestro amigo recibe las grandes lecciones de El Gran Juego de la Vida. Pero no de forma teórica. Sino como lo hacen los alumnos del Programa Transfórmate y Brilla: extrayendo las enseñanzas de sus propias vivencias. A través de Dan nos percatamos de que:

  • No sabemos quiénes somos ni qué es lo que realmente queremos: 

necesitamos dedicar recursos (tiempo, energía y dinero) a explorarnos, a conocernos en profundidad. Sólo así comprenderemos verdaderamente el mundo y a los demás. Y sin duda, serás más feliz. Recuerda, que si no tienes claro hacia dónde quieres que se encamine tu vida, alguien lo decidirá por ti…

  • Vivimos en disonancia de valores:

solemos bailar al son que otros nos pautan; en consonancia con nuestro entorno, con los valores de los demás. Son ellos realmente quienes están decidiendo nuestro destino, y no nosotros mismos. Parece lógico que esa vida, que no está alineada con tus propios valores, te genere una lucha interna.

  • En verdad, no valoramos lo que tenemos:

cuentan que había un anciano muy rico pero que, además de ciego y casi sordo, también estaba muy enfermo. En torno a él siempre había interesados que buscaban la manera de conseguir sus riquezas. A estas personas les preguntaba qué serían capaces de hacer con tal de conseguir aunque sólo fuese una parte de su fortuna. A lo que los interpelados les respondían: “¡Lo que sea necesario!”. A estos advenedizos, el anciano les decía: “Te doy la mitad de todo mi patrimonio a cambio de tus ojos y oídos”. O incluso: “Dame tu corazón, y te daré toda mi riqueza”. ¿Qué habrías hecho tú en su lugar…?

  • Nuestras creencias limitantes:

desde que nacemos nos vamos cargando de ideas en las que creemos y que nos impiden avanzar. Detectarlas y hacerles frente forma parte del entrenamiento para ser feliz en El Gran Juego de la Vida.

Disfruta del momento presente

El Guerrero Pacífico es capaz de disfrutar de cada uno de los instantes que componen su vida. Consigue centrarse en el aquí y ahora para extraer todo el jugo a cada momento. Si te quedas a ver la peli, te darás cuenta de que Dan comprende que su frenética vida, y su mente obsesionada con conseguir el oro en los juegos olímpicos, eran lo que no le permitía disfrutar de todo lo demás. Verá que la felicidad no está en la meta que quiere conseguir, sino en el camino. También que conseguir éxitos, títulos y popularidad no es lo importante.

Las mejores frases de El Guerrero Pacífico
  • Cuando por fin logres vivir en el presente, te sorprenderá todo lo que puedes hacer y lo bien que lo haces.
  • La muerte no es triste. Lo triste es que la gente no sepa vivir.
  • Se puede vivir toda una vida sin nunca estar despierto.
  • Nunca serás mejor, de la misma manera que nunca serás peor que el resto.
  • La vida es elegir: puedes elegir ser víctima o cualquier otra cosa que te propongas.
  • Saca la basura de tu mente. Basura es todo aquel pensamiento que te distraiga de lo que realmente importa: estar presente plenamente en este momento, aquí, ahora.
  • La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia.

Como comentábamos recientemente en otro artículo del blog, reconocer nuestras limitaciones, nuestras carencias y nuestros fallos es la mejor oportunidad que tenemos para optar a una versión mejorada de nosotros mismos.

¿Sabes por qué hay personas que consiguen lo que se proponen y otras que no…?

Porque las primeras reconocen que ignoran la respuesta correcta y, gracias al poder que les confiere la Humildad, son capaces de preguntársela a los que sí la saben. De tan sencillo parece ridículo, pero esto es exactamente así.

¿Crees que Lorena habría conseguido su sueño si no hubiese sido humilde…?

¿Crees que Reyes, Alberto, Mercedes, Roberto, María José o Paco, entre otros muchos, habrían alcanzado sus propósitos si no se hubiesen dejado aconsejar…?

¿Por qué no haces como Lorena y confías en nosotros para mostrarte el camino hacia la felicidad?

Acabamos de conseguir las mejores condiciones de la historia
para que puedas inscribirte sin problemas en el nuevo

Programa Transfórmate y Brilla

Infórmate pinchando sobre este enlace. Conviértete tú también en un Guerrero Pacífico.

Un saludo cargado de los mejores deseos de tu amigo, mentor y gurú de Vida Saludable.

 

INVIERTE EN TI, CRECE CONMIGO.

¡Si te ha gustado sígueme y comparte!
1 Response

Leave a Reply